HOME » los Arcanos Mayores » VII – El Carro

ARCANOS MAYORES, EL CARRO

El Carro

VII

El dominio de las pasiones y el triunfo sobre los obstáculos internos y externos es el tema que domina toda la simbología de esta carta.

En ella observamos a un joven de porte heroico subido en un carro , aparentemente conducido por dos esfinges (aparentemente porque no están sujetas por ningún tipo de rienda) con el cual pasea en triunfo por una ciudad, como antiguamente hacían los vencedores de batallas.

Este joven forma un todo con el carro que representa su cuerpo y a la vez el mundo material (en geometría, el cuadrado representa la Tierra) sostenido por las columnas de los cuatro elementos y coronado por las estrellas. Su cetro indica ese dominio y soberanía sobre su cuerpo , sus pasiones y el mundo material .

Como indica Waite, dicha soberanía no es hereditaria ni de sangre. En realidad surge del sacrificio y la inteligencia, de ahí que Waite sustituya la corona que el joven luce en otras barajas con una estrella, símbolo de inteligencia e iluminación.

En sus hombros se observan dos lunas; una ríe y otra llora, como las máscaras de la tragedia y la comedia. Estas lunas son llamadas Urim y Thummin, aludiendo a unas joyas de los sacerdotes judíos que, usadas de forma oracular, permitían a los fieles consultar la voluntad de Yavé en cada momento. (Exodo 28,30). Indican una realidad cambiante como las fases lunares y las diferentes pasiones, que el alma en equilibrio sabe controlar En el pectoral aparece de nuevo el cuadrado, esta vez indicando que en el alma del joven reina la estabilidad y el equilibrio.

 

Arcanos Mayores - VII EL Carro
ARCANO MAYOR - EL CARRO VII

En la parte frontal del carro aparecen los símbolos sexuales hindúes, el lingam y el yoni, es decir, el falo insertado en la vagina. Aparecen bajo las alas de Mercurio, como indicando que la sexualidad ha de existir, pero siempre bajo las alas del autodominio y la sabiduría.

Y esto nos conduce a los dos animales que llevan el carro, a los que el joven auriga conduce sin riendas, por la sola fuerza de su voluntad; uno es blanco y otro es negro, simbolizando los instintos más puros y los más bajos respectivamente, y aludiendo a l mito del alma como un carro conducido por un caballo dócil y otro rebelde, desarrollado por Platón en el Fedro, y que hacía especial referencia al dominio del amor carnal y las pasiones.

Pero, ¿por qué Waite sustituye a los caballos por esfinges? Porque la esfinge proponía enigmas a los que pasaban, y el único que supo resolverlos fue Edipo, que era un hombre sabio y bueno pero que no conocía el secreto de su propio origen y destino, y por ello acabó matando a su padre y casándose con su madre, sin reconocer a ninguno de los dos.

El joven del carro es sabio y domina con templanza sus pasiones; pero su sabiduría no va más allá, no es “realeza hereditaria ni sacerdocio” en palabras de Waite. A su espalda, el velo de la Sacerdotisa permanece cerrado. No sabría descifrar el libro de  la Tora que porta la Sacerdotisa, nos dice Waite. El triunfo sobre uno mismo es sólo una parte del conocimiento, necesaria pero incompleta.

Significado

NORMAL

  • Victoria sobre obstáculos o sobre los propios defectos.
  • Dominio de uno mismo, persona disciplinada que alcanza el éxito.
  • Habilidad para guiar los propios asuntos.
  • Viajes, ascensos laborales, reconocimiento merecido.
  • Persona que aprende a conocerse a sí misma.

INVERTIDO

  • Falta de autocontrol.
  • Persona indisciplinada o frustrada que no acaba de encontrar su vocación.
  • Negocios fallidos.
  • Hay que admitir que una situación nos desborda y pedir ayuda.
  • Viajes innecesarios, falsa sensación de triunfo, egoísmo.
  • Violencia y pasiones que no se controlan.

ARCANOS MAYORES

Todos los textos explicativos de esta web, están extraidos, con permiso de la autora, de la obra "EL TAROT, LIBRO ABIERTO" de Rozonda Salas
Summary
Review Date
Reviewed Item
VII - El Carro
Author Rating
51star1star1star1star1star
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola