La Guía del Tarot » Arcanos » Mayores » XII- El Colgado

ARCANOS MAYORES, EL COLGADO

El Colgado

XII

El Colgado es una de esas cartas del Tarot que causan temor cuando aparecen, de forma bastante injustificada, y más aún si la interpretamos a la manera de Waite, que le da un giro absolutamente positivo.

En la carta podemos observar a un joven de largos cabellos rubios, que cuelga boca abajo de un árbol en forma de T. Su rostro no expresa sufrimiento ni humillación, sino todo lo contrario; un profundo arrobamiento, una honda paz.

Pero no nos engañemos, nos dice Waite; esa paz no es la del mártir que se sacrifica, sino del que contempla “el Misterio de la Resurrección que viene después del Misterio de la Muerte”.

La aureola de su cabeza alude a su iluminación y conocimiento, no a su martirio y santidad. Su vestidura azul nos habla de cómo al invertir los valores en busca de la elevación espiritual, en vez de ascender, el Colgado desciende hacia el inconsciente, sin abandonar del todo el mundo material de las energías, del que nos habla el rojo de sus medias. A diferencia del Colgado del Tarot de Marsella, el de Waite no va descalzo para simbolizar su pureza; no es su pureza sino su trascendencia la que interesa al estudioso.

La curiosa posición de las piernas del Colgado no es casualidad; Waite comenta que la postura de las piernas forma una cruz esvástica (recordemos que el tarot Rider-Waite es publicado en 1910, mucho antes del auge del nazismo, y que de hecho las láminas originales fueron destruidas en 1940 en el bombardeo de Londres; por tanto la esvástica no tiene aquí ninguna de las horribles connotaciones añadidas por la barbarie nazi).

De hecho en esta época, debido al hallazgo de dicho símbolo en objetos extraídos de excavaciones en diversas partes de Europa y Asia, los europeos simplemente consideraban esta cruz un símbolo religioso de protección y buena suerte, que se popularizó en publicidad y otros medios .

No muy lejos de este significado anda Waite, que ve en el ahorcado un protegido de la divinidad, no una víctima propiciatoria. El cuerpo entero del Colgado forma el símbolo alquímico del azufre, que corresponde al fuego y al principio masculino,y que nos recuerda que la espiritualidad no es solo contemplativa, sino también activa.

El Colgado, como ya hemos dicho, no es víctima pasiva; su posicionamiento es totalmente activo y voluntario.

Otra cruz aún más significativa es la formada por el árbol del que pende el Colgado, que sustituye a los dos troncos que aparecen en el de Marsella.

La cruz de tres brazos o Tau es una cruz anterior al cristianismo, y en todas las culturas en las que aparece es símbolo de vida y resurrección; era también la forma primigenia de la cruz cristiana, más cercana a los significados paganos que la actual.

Se observará que el árbol de la cruz es un árbol lozano y cubierto de hojas verdes, y el propio Waite hace hincapié en ello; esta horca o cruz no es símbolo de muerte, sino de vida.

El Colgado, lejos de representar martirio o sacrificio religioso que fácilmente conducen a la “vanidad” o al fanatismo, simplemente representa una inversión de los valores usuales para acercarse a lo divino dentro de nosotros.

A veces, ciertamente, eso requerirá cierto sacrificio, pero ese no es el objetivo. El objetivo es un “despertar” espiritual que nos ayude a renacer; la clave es la vida, no la muerte. El Colgado tiene la “vida en suspensión”, dice Waite, no es que esté muerto. Simplemente ha abierto los ojos a una nueva vida.

Significado de El Colgado

NORMAL

  • Persona altruista, que se sacrifica por los demás generosamente.
  • Cambio de perspectiva, necesidad de mirar desde otro punto de vista.
  • Decisión, generalmente correcta, que cambia totalmente la perspectiva.
  • Sabiduría proveniente del inconsciente, tal vez el don de la videncia.
  • Premoniciones.
  • Atender más al subconsciente, dejarse llevar, aceptar el destino, saber renunciar a las cosas.
  • Tomarse tiempo para meditar, volverse al aspecto espiritual de uno mismo.

INVERTIDO

  • Fanatismo, falso mártir, persona que aparenta sacrificarse y sólo piensa en su ego.
  • Persona materialista y vacía, que no atiende a su espiritualidad.
  • Estancamiento afectivo.
  • Dar palabras en lugar de hechos.
  • Falso vidente o profeta.
  • Egoísmo, incapacidad de darse a los otros.
  • Empeñarse en el propio punto de vista, cerrar la mente.

Rozonda Salas te amplia la información con este video

Reproducir vídeo
Todos los textos explicativos de esta web, están extraidos, con permiso de la autora, de la obra "EL TAROT, LIBRO ABIERTO" de Rozonda Salas
XII- El Colgado
Tu opinión es importante